Facebook Twitter Instagram Pinterest Bloglovin

lunes, 3 de marzo de 2014

Mi fin de semana en Oviedo con Laura

Conocer personalmente a las novias que seguís Mi Boda gratis ha sido siempre lo más emocionante de tener un blog.

Todavía recuerdo la impresión que me llevé a los 8 meses de lanzar Mi Boda gratis, cuando 250 novios y novias vinistéis al Wedding Meeting para Novias Molonas, la primera gran reunión de novias y novios que organicé, hace ya 2 años.

Esa misma emoción la repetimos en las reuniones temáticas para novias que organizamos en Mi Boda Rocks y en Mi Boda Rocks Experience, los eventos para novias y novias que organizamos en varios puntos de España.

Y esa misma emoción la viví hace 2 fines de semana con Laura, ganadora del sorteo de una plaza en el Curso de Wedding Planner de Vintage Bodas.

Laura y yo en una foto sacada de Instagram

El 15 y 16 de febrero Laura y yo compartimos un fin de semana en el cual aprendimos un montón y hablamos como cotorras (sobre todo yo) durante las pausas para comer.

Laura es seguidora del blog practicamente desde su creación, lo conoció gracias a la entrevista que me hizo Ana Rosa Quintana en su programa y desde entonces fue participando en algún sorteo, pero no había tenido suerte hasta esta última ocasión.


Y mira, yo también tuve suerte porque Laura es una chica encantadora, sencilla y muy buena persona, se nota en cuanto hablas con ella un rato ¡y doy fe de que hablamos!. Laura me contó detalles de su boda, una boda muy personal en la cual realizó un montón de DIY, y yo le conté ...... la vida en verso. Madre mía qué paciencia tiene Laura; siempre aviso de que hablo mucho y os aseguro que es verdad. Hablé con Laura del mundo de las bloggers, de lo difícil que es emprender, de mi niña ... de todo!.

Gracias a Laura conocí el centro comercial Parque Principado (os lo recomiendo si vais a hacer el Curso de Wedding Planners de Vintage Eventos, está supercerca) ¡y los Macarons del Mc Donalds! 


Me habéis dejado impresionada los asturianos, los Mc Donalds de Madrid no tienen este nivel maribel. Quedé como una reina con mis compañeras de curso cuando después de la pausa para comer del sábado volví con una caja de 12 Macarons (por menos de 7 €). Y no os lo perdáis, que en los Mc Donalds asturianos también tienen selección de Té gourmet ... lo que yo os digo, en Madrid no tenemos estas exquisiteces.


Aunque para impresión culinaria la que me llevé cuando Laura me presentó al Sr. Cachopo del Mesón Regueral, en Lugo de Llanera.


A las que, como yo, no hayáis oido hablar antes del cachopo os diré que es toda una institución en Asturias. Hay jornadas y rutas gastronómicas dedicadas sólo a esta delicia.

Existen diferentes tipos de cachopo, el que yo probé estaba compuesto por dos filetes de tiernísima ternera entre los cuales había jamón serrano y queso, todo ello empanado y regado con una salsa de champiñones buenísima. El cachopo se acompaña con una cama de patatas fritas, pimiento asado y ensalada de tomate y lechuga. Vamos, que es un plato único perfecto.

Mi cachopo era en realidad medio cachopo, el camarero nos avisó que ni de broma podría comerme un cachopo entero, al menos no del tamaño que lo hacen en el Mesón Regueral. Y es que este mesón (muy conocido en la zona, no olvidéis reservar mesa antes de ir porque está siempre lleno) es conocido por la calidad y tamaño de sus platos. Aquí tenéis otro ejemplo: su enorme frixuelo.


El frixuelo es un postre típico asturiano, que tampoco conocía. No os dejéis engañar por la foto, puede que parezca pequeño pero en el centro, justo debajo de las dos fresas, había un flan de vainilla, a cuyos lados estaban 2 mitades de melocotón en almibar custodiadas por dos grandes bolas de helado de nata .... un postre enorme.

El cachopo y el frixuelo no fueron las únicas delicias que conocí, también tuve un encuentro con los oricios. En este caso gracias a Marta y Chus de Vintage Bodas y a Tania de Detrás de una boda, que me llevaron a conocer la sidrería Tierra Astur uno de los locales más populares de la ciudad.


Tengo que admitir que eso de ver un montón de bolitas negras con pinchos .... ejem. Como que una lo prueba por no quedar mal. Hay que mimetizarse con el entorno y si todo el mundo come oricios habrá que probarlos ... ¡pues están buenos!. Si no los habéis probado nunca no os dejéis engañar por el aspecto y dadles una oportunidad. Eso sí, cuidadín con la sidra porque está muy buena ... y pega pero bien, yo tenía unos calores tremendos.

Después de probar los oricios y la sidra de Tierra Astur fuimos a cenar al Llagar La Morena, donde nos esperaban Adri y Graci de En tonos pastel y Dani de Pando floristas. Fue una cena genial, en la cual compartimos risas y buena comida y bebida.


Igual estáis pensando que sólo hablo de comida, que no os cuento nada del Curso de Wedding Planner ... eso lo veréis en junio, en el Especial Wedding Planner que publicaremos en nuestra revista Mi Boda Rocks ;)

De momento os dejo con un aperitivo, una foto de Laura durante las prácticas de centros de flores vintage, impartido por Pando floristas.


Muchas gracias de nuevo a Marta, Chus, Tania, Dani, Adri, Graci y a todas mis compañeras del curso.

Y sobre todo muchas gracias una vez más a Laura: por leer Mi Boda gratis desde sus comienzos, por participar en los sorteos, por compartir un fin de semana genial conmigo y por ser tan sencilla. Ha sido un verdadero placer conocerte :))